Para que la lectura sea placentera, debemos leer porque tenemos ganas de hacerlo y nada más. El fin utilitario de la literatura debe dejarse de lado. Además, nadie debe ser excluido. Por eso, "leer" no es solo un derecho sino que, además, debe ser gratuito.

jueves, 16 de abril de 2009

¿QUÉ QUIERES SER? ¿SIRENA O BALLENA?

Hace un tiempo, se vio por las calles de San Pablo un afiche de Runner, una de las cadenas de gimnasios más renombradas del Brasil, con la foto de una chica escultural y la siguiente frase: "¿Este verano qué querés ser: sirena o ballena?"
Dicen que una mujer de San Pablo (cuyas características físicas nunca trascendieron) le envió este mail a la empresa Runner como respuesta:

Las ballenas están siempre rodeadas de amigos. Tienen una vida sexual activa, se embarazan y tienen ballenitas de lo más tiernas. Las ballenas amamantan. Son amigas de los delfines y se lo pasan comiendo camarones.
También se lo pasan jugando en el agua y nadando por ahí, surcando los mares, conociendo lugares maravillosos, como los hielos de la Antártida y los arrecifes de coral de la Polinesia. Las ballenas cantan muy bien y hasta tienen CD grabados. Las ballenas son enormes y casi no tienen predadores naturales. Las ballenas tienen una vida bien resuelta, son lindas y amadas por todos.
Las sirenas no existen. Si existieran, vivirían en permanente crisis existencial. "¿Soy un pez o soy un ser humano?". No tienen hijos pues matan a los hombres que se encantan con su belleza.
(Y yo agregaría que no tienen por donde hacer el amor. ¡Por Dios!).
Son bonitas sí, pero tristes y siempre solitarias. (¿Quién quiere acercarse a una mujer que huele a pescado frito y que no tiene hoyito como salvavidas?).
Runner, querida, prefiero ser ballena.
¡Si me quedaba alguna duda, ya quedó desterrada!


P.D.: En estos tiempos de mujeres anoréxicas y bulímicas, en que la prensa, las revistas, el cine y la tele nos meten a la fuerza en la cabeza que sólo las flacas son bellas, este mensaje trae nuevas esperanzas a las ballenitas y, por qué no, a las sirenitas que no descansan un segundo pensando en su apariencia exterior.
Yo prefiero disfrutar un helado junto a la sonrisa cómplice de mis nietos, una copa de vino con un hombre que me haga vibrar y una pizza exquisita con amigos que me quieren por lo que soy, no por cómo luzco.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

si tu dices q las sirenas no existen como sabes q son lindas y matan a los hombres q se encantan;ademas el sexo no lo es todo en la vida ademas toda criatura en el mundo exepto dios tiene defectos hasta las ballenas y ademas nunca sabremos q se siente ser una ballena y q se siente ser una sirena

LEER PORQUE SÍ dijo...

El tema es saber "ver" más allá de las palabras escritas. Muchas veces (si no siempre) el lenguaje simbólico es fundamental para la comprensión de textos. Gracias por tu opinión

Anónimo dijo...

Que interesante comparacion,las sirenas son un mito.... Para quien pregunta como la escritora del articulo sabe si son lindas o no... Igual este no es el punto!

tefy dijo...

quisa no entiendan la reflexion yo en mi parte la entendi, x q apesar de todos ofendn a las llenitas, y muchas niñas y jovenes malintrpretan las palabras no se dan cuenta lo q quiere decir, y se enfrman al grado de arruniar su vida, yo no soy llenita ni tampoco sirena pero eso si, estoy de acuerdo con lo q dice mi amiga