Para que la lectura sea placentera, debemos leer porque tenemos ganas de hacerlo y nada más. El fin utilitario de la literatura debe dejarse de lado. Además, nadie debe ser excluido. Por eso, "leer" no es solo un derecho sino que, además, debe ser gratuito.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

MASLÍAH, Leo: La buena noticia

Leticio vivía desde hacía diez años con su mujer, a la que amaba con la misma intensidad que el primer día, o quizás todavía más, y con su suegra, a la que detestaba también con la misma intensidad con la que la había venido detestando todos esos años, o incluso más. La única razón por la que no la echaba de la casa, o no tomaba alguna medida más drástica, como hervirla en aceite o tirarla por el balcón cuando pasara el camión de la basura, era el amor que sentía por su mujer, para quien albergar consigo a su pobre madre enferma constituía un deber ineludible. Además, como el matrimonio, pese a haberlo deseado con fervor, no había logrado tener hijos, la mujer, que por otra parte no trabajaba, dedicaba todo su tiempo a cuidar de su progenitora.
Pero un día las cosas amagaron cambiar radicalmente. Leticio llegó a su casa, después de una ardua jornada de trabajo, y su mujer lo recibió diciéndole que tenía para darle dos noticias, una buena y una mala.
—Voy a empezar por la mala —­dijo—. Leticio: esta tarde murió mamá.
Leticio corrió al dormitorio de la vieja y vio que, efectivamente, había quedado dura. Entonces corrió a poner un disco de rock pesado y se puso a bailar frenéticamente, gritando:
—¡Qué bueno! ¡Si esa es la mala noticia, lo que debe ser la buena!
—La buena —le dijo su mujer— es que voy a ser mamá.
Leticio volvió a saltar de alegría. Hacía diez años que venía deseando tener un niño que alegrara el hogar, y ahora, sin la vieja que escorchara todo el día, ese hogar iba a transformarse en un verdadero paraíso. Pues bien, al día siguiente, después del entierro de su suegra, Leticio se fue a trabajar, y cuando salió, antes de volver a su casa, fue a comprar ropa de bebé, para levantar el ánimo de su esposa. Pero cuando llegó a la casa y se dirigió al dormitorio, donde creyó que encontraría a su mujer, encontró que la que estaba esperándolo era la vieja, su suegra. Y estaba viva. Él pegó un grito de horror, y entonces la vieja le dijo:
-¡Leticio, qué te pasa! Soy yo, ¿no me reconocés? Soy tu esposa. Yo te dije, ¿no te acordás? Te dije que iba a ser mamá, y no pensé que sucediera tan pronto, pero sí, sucedió, Leticio, ¡soy mamá!

Leo Maslíah

(Montevideo, Uruguay, 26 de julio de 1954)



23 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto porque esta bien narrado.
CLAU 3"C"

Anónimo dijo...

me gusto porque también me hizo creer que ella estaba embarazada y que poco de humor. J.J. MEDINA 3"C"

Anónimo dijo...

me gustó porque era muy gracioso jaja CRIS MARTINEZ

Anónimo dijo...

me gustó porque era muy gracioso jaja CRIS MARTINEZ 3 "C"

Anónimo dijo...

no me gustó porque es muy fantasioso DEL BONO 3 "C"

Anónimo dijo...

el cuento la buena noticia si me gusto estubo gracioso me causo risas aunque pasa en la vida cotidiana ¿quien se lleva bien con su suegra pao suarez 3c

Anónimo dijo...

me gusto mucho,y sinceramente lo primero que atine a decir cuando lo leí por primera vez ¡¡¡ "ES PARA MÍ"!!!(ocupando el rol de leticio yo) maria ortiz 3 "c"

Anónimo dijo...

Me gusto porque me hizo reir, y creo que hay muchas personas que no quieren a su suegras, yo por suerte de la mia no me quejo jaja!
Flor Juncos 3º C

Anónimo dijo...

me gusto porque tiene mucho humor... dai paez 3 "C"

Anónimo dijo...

Me gusto mucho... me hizo reir un montón, creo que esto sucede en muchas casas... en la mia no por supuesto jajaja.... Carolina 3 "C"

Anónimo dijo...

Me gustó pero me dio pena el pobre de Leticio merecia ser feliz.. Betina 3"C"

Anónimo dijo...

Me parecio un cuento graciosome causó mucha risa porque en la mayoria de los casos las mujeres tomamos las mismas costumbres y hábitos denuetras madres que nos terminamos pareciendo... Liliana 3 "C"

Anónimo dijo...

El cuento me gusto porque tiene parte de gracia. Maria Barreto

Anónimo dijo...

Me gusto mucho el cuento muy bien redactado.Y la verdad a cuantas personas como yo tienen ganas de desaparecer a la suegra.....(aveces)...yo siempre.....Marina Z 3°C

Anónimo dijo...

El cuento "La buena noticia" me gusto mucho porque es gracioso,y una que no es lindo vivir con la suegra, por suerte YO la tengo a 400 Km. Gicel 3° "C"

Anónimo dijo...

se a creado todo una teoria o mito sobre el amor y odio que se le tiene a las suegras,creo que mas lo segundo,"fantasia o realidad"esto depende de la suegra en cuestion mas aun si viven cerca o bajo el mismo techo. (Samuel Maldonado 3 "c" EEMPA Rafaela)

Anónimo dijo...

SI ME GUSTO Y ME PARECIÓ GRACIOSO PORQUE DE TANTO ODIAR A SU SUEGRA,LA MUJER SE TERMINO CONVIRTIENDO EN ELLA.DANIELA GRANDOLI 3ro "c"

Anónimo dijo...

ME GUSTO PORQUE ESTA BIEN REDACTADO,ES MUY GRACIOSO Y EL FINAL ES SORPRESIVO.MAURO MELONI 3RO "C"

Anónimo dijo...

me gusto por que creo que la mayoría de las personas se llevan mal con su suegra Ignacio Meineri 3"C"

Anónimo dijo...

Es entretenido, me gusto sobre todo por el final ya que su amada mujer seria ahora como su odiada suegra. Paola Soñez, 3ª"C"

Anónimo dijo...

muy buen cuento,me gusto porque es un cuento comico FEDERICO REINOSO 3°"C"

Anónimo dijo...

me gusto porque el texto era comediante y no era tan extenso.
Pablo Muriel.
3°"c"

Anónimo dijo...

Me gusto por la sorpresa del final... ya que nadie esperaba que su suegra volvería de esa manera.

Fernández, Gabriel 3* C