Para que la lectura sea placentera, debemos leer porque tenemos ganas de hacerlo y nada más. El fin utilitario de la literatura debe dejarse de lado. Además, nadie debe ser excluido.
Por eso, "leer" no es solo un derecho sino que, además, debe ser gratuito.

miércoles, 27 de junio de 2012

ZERPA, DOMINGO: LOS ARRIENDOS



Hace varios años,
señor tata cura,
que vengo escuchando
tu sermón de Pascua;
cada año la misma
procesión doliente,
y la misma queja
que se va del alma.

Cada año la tierra
desnuda y sedienta
nos quita el granero,
nos priva del agua;
y en la altiplanicie
pastores y arrieros
bebemos las gotas
piadosas de tu habla.

—Amados hermanos
(nos dice sumiso).
—Amados hermanos:
tengamos paciencia,
recemos por todos
un Ave María,
roguemos al cielo
por nuestras haciendas.

Amados hermanos,
repiten los cerros,
como conmovidos
por nuestras plegarias,
hasta las estrellas
tiemblan más medrosas
y la luna llena
se pone más blanca.

Hace varios años,
señor tata cura,
que vengo escuchando
tu sermón de Pascua;
cada año la misma
gota de mis ojos,
y la voz que triste
muere en mi garganta.

Mas hoy, ya no puedo
quedarme en silencio,
que adentro me dicen
que grita con ganas
y adentro yo tengo,
señor tata cura,
mis padres ancianos,
mi esposa, mis guaguas.

Los otros, quién sabe,
tal vez no los tengan,
y si los tuviesen…
yo no digo nada;
solo Dios, que es grande,
dirá si merecen
guardarles respeto,
mirarles la cara.

Ayer, por la tarde,
llegaron al rancho,
con botas lustrosas
y espuelas de plata;
a mi cachacito,
que salió a torearlos,
de cuatro balazos
tiráronle antarca.

Apenas me pude
reponer del susto,
cuando me gritaron:
—¡Coya mala traza,
pagá los arriendos
si no querés verte
más pobre que el diablo
que perdió las astas!

Y como temblando
yo les contestase:
—Perdón, por ahora,
me encuentro sin plata,
sin otros centavos
que estos brazos fuertes
que pueden servirles
para cualquier changa…

Los hombres de botas,
sin oír mis ruegos,
en cuatro minutos
quemaron mi casa…
Señor tata cura,
deme unos remedios
para estos guascazos
que tengo en la cara.
  

DOMINGO ZERPA
(Argentino)


jueves, 21 de junio de 2012

BENEDETTI, MARIO: Te quiero




tus manos son mi caricia 
mis acordes cotidianos 
te quiero porque tus manos 
trabajan por la justicia 

si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos 

tus ojos son mi conjuro 
contra la mala jornada 
te quiero por tu mirada 
que mira y siembra futuro 

tu boca que es tuya y mía 
tu boca no se equivoca 
te quiero porque tu boca 
sabe gritar rebeldía 

si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos 

y por tu rostro sincero 
y tu paso vagabundo 
y tu llanto por el mundo 
porque sos pueblo te quiero 

y porque amor no es aureola 
ni cándida moraleja 
y porque somos pareja 
que sabe que no está sola 

te quiero en mi paraíso 
es decir que en mi país 
la gente viva feliz 
aunque no tenga permiso 


Uruguay, 192072009



lunes, 11 de junio de 2012

Proyecto de lectura interinstitucional: ENREDADOS


Proyecto de lectura interinstitucional 2012


Institución convocante: EEMPA Nº 1007 “Libertad” y Anexo 7007 (Rafaela),
Instituciones invitadas: EEMPI Nº 8040 “Gral. San Martín” (Humberto Primo) y  Núcleo Secundario Rural Nº 2247 (Colonia Tacurales)
Espacio curricular: Lengua
Docentes: Sergio Fassanelli, Analía Ojeda, Vanesa Alesio.
Unidad ejecutora del Proyecto: 2º/3º año de la EEMPA Nº 1007 y su Anexo 7007, 2° año de EEMPI Nº 8040, 3º año de NSR Nº 2247.
Año: 2012
Nombre del Proyecto: Enredados
  
Fundamentación

   La lectura es una habilidad privilegiada en el espacio curricular Lengua pero atraviesa todas las prácticas escolares y muchas de las actividades sociales. Los textos, tanto en su soporte tradicional (papel) como en el que han propiciado las nuevas tecnologías (pantalla de computadora, celular, e-book), convocan a una lectura comprensiva y situada, que siempre invita a una apropiación personal de la palabra ajena.
   Pensar en actividades que contribuyan a su valoración y desarrollo es una preocupación inherente a este espacio curricular pero también una demanda institucional (de manera especial en la Modalidad de Adultos) y social si queremos contribuir a la formación de sujetos cada vez más creativos y críticos, cada vez  menos aislados.

  Leer es una tarea que puede implicar diversas finalidades: para informarse, para aprender, para hacer o usar algo, para entretenerse, para disfrutar. Leer porque sí (tal es el nombre del blog que servirá de plataforma de despegue en este viaje lector, espacio virtual producido y coordinado por el profesor Sergio Fassanelli, desde la EEMPA Nº 1007) , por gusto, por el placer de acercarse a los textos literarios es la propuesta de este proyecto que parte de la EEMPA Nº 1007 y su anexo 7007 y convoca a otras instituciones, localidades y modalidades (secundaria de adultos en una ciudad, secundaria particular incorporada de un pueblo, núcleo secundario rural en una colonia) y a personas de distintas edades y con variados intereses y vivencias (alumnos de 2º/3º año, jóvenes y adultos de distintas generaciones). Entonces, para acercar a estos educandos a la lectura en soporte virtual (blog) se sugiere una selección de textos comunes que incentiven el deseo de leer por gusto y que habiliten la experiencia de compartir virtualmente sus efectos entre los integrantes de las diversas modalidades educativas involucradas. Luego, ellos también podrán elegir “a la carta” y recomendar los textos que descubran en el “menú completo” del blog.
    La lectura individual y la interacción social mediatizada por las TICs enriquece los acercamientos intuitivos (aunque no accesibles equitativamente para todos los alumnos y modalidades, de ahí nuestro interés en generar esta propuesta), además amplía las competencias lingüísticas, culturales, discursivas y tecnológicas de los lectores y ofrece la posibilidad de encontrarse en un no-lugar (una utopía) posible: la lectura, el diálogo a distancia.

 Objetivos

-Difundir el blog “Leer porque sí”, generado desde la EEMPA Nº 1007.
- Incentivar el gusto por la lectura de textos literarios en soporte virtual.
-Fortalecer los vínculos interinstitucionales, propiciados desde la Modalidad Adultos.
-Promover la interacción entre alumnos de diversas instituciones, localidades y modalidades.
-Desarrollar competencias literarias, discursivas, culturales y tecnológicas en los educandos.
-Potenciar las habilidades de la lengua escrita en la socialización mediatizada de las lecturas.
-Aplicar  las TICS como herramientas de acceso a la lectura virtual, de comunicación e intercambio.

 Contenidos

- La literatura y los géneros literarios. Los géneros literarios narrativos y la poesía.
- La lectura, la escritura y las TICS: buscadores, páginas web, el blog. Los lenguajes en el blog. Textos propios y ajenos. La escritura íntima y el comentario.
  
Líneas de acción

-  Seleccionar en el blog “Leer porque sí” de la EEMPA Nº 1007 los textos comunes, en consenso con los docentes involucrados.
- Presentar en cada curso el blog “Leer porque sí”, analizar los lenguajes que lo componen y reconocer sus finalidades.
-  Invitar a los alumnos de 2º/3º año de las escuelas involucradas a realizar  la lectura extra-clase (será en clase, en el caso del Núcleo Rural) de un texto por semana.
- Potenciar las habilidades ligadas a las TICS para la ubicación del blog en Internet (buscadores, dirección web, tipo de página web) y la búsqueda de los textos sugeridos (entradas, links, índice de autores, etc.).
- Leer comprensiva y gustosamente los textos seleccionados.
- Identificar paratextos y rasgos genéricos de los textos virtuales para comparar con los de los textos ya leídos en soporte papel.
- Incentivar la participación y el intercambio (interpersonal e interinstitucional) de interpretaciones a través de comentarios en el blog.
- Socializar interpretaciones personales, criterios de búsqueda y modos de lectura en Internet.
- Movilizar en los alumnos el interés por elegir y recomendar la lectura de otros textos del blog.

Recursos

- Voz, apoyos paralingüísticos (entonación, pausas, silencios) y no lingüísticos (gestos, miradas, posturas).
- Apuntes y copias de la materia.
- Computadoras.
- Internet.
  
Temporalización estimada

-Presentación: mayo
-Proceso: lectura y comentarios virtuales de un texto por semana; sugerencia de otros a cargo de los alumnos lectores (mayo- noviembre).
  
Evaluación

   No entendida al modo tradicional sino como instancia de seguimiento y valoración de los aspectos positivos y negativos del proyecto.

-Oral: socialización de experiencias, interpretaciones y criterios de búsqueda.
-Monitoreo de habilidades orales y desarrollo de competencias lectoras específicas evidenciadas en las intervenciones.
- Uso de TICs: habilidades vinculadas a la búsqueda, lectura y comentarios de textos en Internet.
- Formación del gusto personal e incentivo de la habilidad de selección y recomendación de otras lecturas en el blog.
  
Biblio y webografía

- Apuntes de cátedra y copias.

viernes, 8 de junio de 2012

FONTANARROSA, ROBERTO: BETITO


No, el Betito no. Cualquier otro que me digás sí, pero el Betito no. Que era quilombero sí, pero como todos. le gustaba joder, le gustaba ¿viste? cantar, gritar, porque si no ¿pa’ qué diablos vas a ir a la cancha? Pero no era un tipo como el Tato, tá mal del bocho y yo siempre se lo digo, Tato, algún día te van a poné una quema y te van a hacé cagá, yo se lo digo. El Tato o el mismo Cabezón, viejo el cabezón va a la cancha y te lleva el inflador o te lleva una cadena, cuando no va con la honda. Ademá, ¡la puntería que tiene el guacho!, un día, un partido con Lanú me acuerdo, lo fajó en el bocho a un lineman que casi lo amasija, y el loco estaba lejo te digo, no era que le tiró al lao del alambrao, estaba bien lejo. pero el Betito no, el Betito venía con nosotros y armaba lío, tiraba bombas, bailaba...., ah eso sí, ¡cómo le gustaba bailar al desgraciado! Era un... qué sé yo... un firulete el loco... se retorcía... saltaba... una goma el loco... Me acuerdo una vez después de un partido contra Estudiante, nos fuimo desde la lancha hasta el centro caminando, a pata, meta conga conga conga... ¿viste? cantando... conga conga conga... y el Betito, mirá no te miento, desde que salimo hasta que llegamo ¡bailando!, de no creerlo viejo, agarrado a la bandera, no dejó de bailar un minuto y decí que yo despué me trepé a una chatita y me piré a las casas y no lo vi má, pero vaya’saber hasta cuando siguió bailando. Pero te digo, el Betito no te iba a tirá una botella, ni un hondazo ni te iba a afaná algo cuando íbamo a Buenosaire ni nada deso. Te digo más, la última vez que fuimo a cancha de Colón más bien que se armó la podrida, ah viejo te dan como en la guerra, me acuerdo que ya afuera se nos vinieron encima y yo chapé un arbolito desos viste? recién plantados y le entré a dar con el árbol, lo revoleaba, mierda!, parecía un molinete, ¿vos sabes como caían los negro?, como monos. Y bueno, te digo, ah, el Betito se borró, pero se borró se borró. Me acuerdo que estaba al lado mío y cuando empezaron las piña desapareció, no estaba ma, rajó el loco. Y te vi decir que hace bien, viste el fisiquito que tiene?, el fisiquito de hambreao que tiene?, adema es muy pendejo, a mí ese día me bajaron dos dientes, dos dientes de acá abajo, me calzaron con un pedazo de baldosa desde no sé donde, porque ellos rajaron, se armó el quilombo, los fajamos y rajaron, pero uno tiró un baldosazo y me fajó en la jeta, justo justo en la jeta la puta que lo parió, hay que quemarles la cancha. Pero no, viste cómo son las cosas la liga el que menos culpa tiene, si me decís el Tato o el Cabezón, bueno, se la tienen merecida, se la buscaron, me queré decir?, el Tato, el otro día, íbamo en el tren a cancha de Atlanta y cuando entrábamo a Buenosaire, viste que el tren pasa casi pegado a las casas?, los ranchera esos que hay, el Tato se asoma por la ventanilla y caza al vuelo nomás una jaula de un canario y se la pianta, vos sabe la vieja como gritaba?, corría al tren por el lado de la vía. Y el Tato después la tiró a la mierda a la jaula, pa’ que cuerno la quería?, eso es al divino pedo, é un daño al pedo, el Betito nunca hizo nada de eso, me acuerdo un día pasamo al lado de un coso que vendía empanada turca, pasamo todo como la langosta, en montón y no le dejamo ni una el Betito también caz una, tampoco era un gil y bueno, ¿y qué?, acaso el colorao Mistola no se chacó un sobretodo recién en Retiro?, y bueno, viejo', el que e ciruja, la cirujea. Pero además, te digo, el Betito era muy buen pibe, te juro, mirá, desde que la Chancha lo trajo a la barra nunca le conocí una fulería devera, nunca, ni una agachada, y eso que e pendejo, pero nunca che, no e botón, porque hay otros que son botone y te da en el forro, y se las arreglaba, la primera vez que viajó con nosotros cuando apareció el chancho uy que joda, cuando apareció el chancho se metió en el hueco este, viste?, el que queda cuando das vuelta el asiento de atrás con el respaldo del otro, y me acuerdo que llegábamo a bancalari y lo siento golpear, había estado como una hora, ¡qué sé yo el tiempo que había estado ahí el loco, metido, esperando que pasara el chancho! Qué lo parió, estaba contento, el otro día cuando el clú hizo la fiesta a los muchachos de la primera local, nosotros fuimos todos, ¿vos sabés cómo nos atendieron?, como señores, y el Betito fue también, vino el secretario del clú ¿viste? y nos dice muchachos quédense piola, no hagan quilombo que acá los vamos a atender bien, ¿y vó sabé cómo lastramo?, como leones, y mirá que había cada ñorse de esos empilchados como la gran flauta, no era una fiesta rea, y sin embargo a nosotro viejo nos atendieron... se pasaron... y el Betito fue y morfó como todos. Y, son las pocas satisfacciones que te puede dar el clú, viejo, decí la verdá, de veras, después de todo uno se va todos los domingos cuando el clú juega en Buenosaire o en La Plata y pone la jeta, y grita y se caga a trompadas para seguir al equipo, viejo, la camiseta, no é joda, eso hay que reconocerlo. Tá bien que el clú a veces te tira algunas entradas pa revender o alguna changa, pero no é joda. El Horacio é paquetero, labura, o laburaba ahora no sé, pero laburaba con el Betito de paqueteros, bueno, ése, a ése, le faltan estos dos dedos, que se los voló una bomba que le reventó en la mano, ¿y eso, quién te lo garpa?, el choto te lo garpa, viejo, decí la verdá. y mirá, mirá vo el Betito. Y yo estaba, mirá yo debía estar como de aquí a la puerta aquella, a la del ñoba, más o menos, no lo veía al Betito, pero lo veía al Zurdo questaba parado arriba de uno de los pilares esos contra las avalanchas, y el Betito siempre estaba con el Zurdo. Cuando se armó el lío, los monos empezaron a sacudir el alambrado para entrar a la cancha, a fajarlo a ese hijo de puta que el penal que nos cobró no tiene nombre, entonces la cana empezó con los gases... pero ¿qué habrá tirado? , ¿cuatro, cinco bombas?, eso es mala leche viejo, mala leche, le va y le revienta justo justo al lao de la cara, pero justo, mirá vo, justo. Un ojo directamente se lo hizo mierda, si vo vieras lo que era eso te revolvía las tripas y el otro casi también, qué sé yo, de uno seguro que no ve más y me decía el Pato que parece que le dijo el médico que del otro parece que seguro tampoco. 



ROBERTO FONTANARROSA
(Argentina, 1944/2007)