Para que la lectura sea placentera, debemos leer porque tenemos ganas de hacerlo y nada más. El fin utilitario de la literatura debe dejarse de lado. Además, nadie debe ser excluido. Por eso, "leer" no es solo un derecho sino que, además, debe ser gratuito.

miércoles, 23 de octubre de 2013

GIECO, LEÓN: Un día Baltasar




Dice Baltasar que tiene que cuidar
cien gallinas, diez caballos,
treinta vacas y sembrar.

Dice Baltasar: "¿Por qué trabajo tanto
si al final me estoy muriendo
de tanto trabajar?"

Pero un día Baltasar escribió sobre un galpón
unas frases muy cortitas
que decían lo siguiente:

“Las tierras deben ser del que las siembra,
porque yo estoy dando todo
y hay quien se lo lleva.
Esto es para usted, señor patrón,
y cómo va a conocer su campo
si está sentado en un sillón con su esposa
mirando televisión”.

Pero un día Baltasar se fue sin avisar,
y cuando estaba ya muy lejos
 se dio vuelta, por mirar,
porque escuchaba un ruido extraño
y no sabía qué podía ser...
Y eran todos los caballos,
todas las gallinas,
mariposas blancas, los gorriones y las vacas
que seguían por detrás a Baltasar...

(Argentina, 1951)


3 comentarios:

Maria Laura Mallet 3º C dijo...

Me gusto porque es lo que pasa en la vida diaria,trabajamos para que las personas que tiene dinero tengan aun mas dinero (se enriquecen gracias a los que trabajan para ellos). pero al fin el decide por el cansancio de no ser valorado como se merecia irse sin avisarle nada.por este motivo obtiene algo muy importante que es ser valorado por alguien que el no esperaba o sea los animales que el crio y estubo todo el tiempo, no por la persona como deberia ser

ROCIO Y. 3º C dijo...

me gusto porque dice la verdad sobre la vida q vivimos

Fernando Guettier 3 año "c" dijo...

Me gustó el poema porque es la realidad de algunas personas, muchas personas tienen tierras pero ni siquiera la conocen. Ponen empleados que hagan todo, le pagan poco, no le dan descanso y no valoran todo el trabajo que los empleados hacen por ellos.
Cuando Baltazar decide irse cansado de todo se da cuenta que los animales lo valoraban más que su propio patrón.
Esa es la realidad de muchas personas.