Para que la lectura sea placentera, debemos leer porque tenemos ganas de hacerlo y nada más. El fin utilitario de la literatura debe dejarse de lado. Además, nadie debe ser excluido. Por eso, "leer" no es solo un derecho sino que, además, debe ser gratuito.

miércoles, 15 de junio de 2011

GONZÁLEZ, JOSÉ EDUARDO: NO HABLES CON LA BOCA LLENA

Conteniendo como puedo la masa de comida alojada en mi boca me dispongo a hablar, pero tía Berta se anticipa y me dice: “No hables con la boca llena”.
Presuroso, intento tragar lo más rápido posible, pero tía que no pierde ocasión de instruirme, me dice, severa: “No hay que masticar rápido sino bien”.
Escondiendo a un lado de la boca la comida aun no tragada, voy a hablarle, pero ella lo advierte y vuelve a reprenderme: “no hables con la boca llena”.
Ya está. Mi boca se encuentra vacía, nada me impide dirigirle la palabra, pero tía, a quien nunca le faltan argumentos, me indica: “Respira bien antes de hablar, si no, tu cuerpo se llenará de gases”.
Siguiendo sus instrucciones cierro la boca y aspiro por la nariz. “Ahora puedes hablar”, me dice tía Berta cuya vestimenta oscura se recorta contra el fondo luminoso de la ventana.
Pero es tarde, porque un león, que escapó esta mañana del zoológico, la devora, ya con fruición, emitiendo cada tanto algún rugido, sin preocuparse por las reglas de comportamiento en la mesa ni por los beneficios de respirar correctamente.


José Eduardo González

José Eduardo González nació en San Juan en 1948. Es Ingeniero Químico y docente universitario. Ha escrito cuentos y obras para teatro. Recibió varias distinciones y ha publicado sus cuentos en diarios y revistas del país.
(Este cuento fue tomado del libro San Juan. Antología de narradores y poetas, recopilados por Nélida Ballo, Ediciones Desde la gente, IMFC, Buenos Aires, 2000).

11 comentarios:

silvia dijo...

Genial, dice tanto.....

Diego Santiago dijo...

Hermoso cuento. Simple, concreto y muy visual por cierto.

Anónimo dijo...

En que shopping se vende "la imaginacion"??? Buenisimo me hizo largar la carcajada. hebe de torcuato

Alba Luz Aravena Álvarez dijo...

Muy entretenido, gracias :)

Anónimo dijo...

me encanto muy corto pero perfecto gracias por escribirlo

abiiii dijo...

esta muy bueno es gracioso y realista muy buen lector y buscando la informacion de usted

saira nara dijo...

excelente cuento me commovio muchoooo hermosisimo:)

Anónimo dijo...

me muero que puedo desir me conmovio muchisimo
estoy llorado de la risa es muy muy buenoooooooooooo para chuparse los dedos y ponercela bien pero bien a dentro soy geysiiii

nel dossantos dijo...

dice mucho que otro cuentos noooooooooooo

Anónimo dijo...

esta bn chevere

Anónimo dijo...

Me encanta. Me reí un buen rato.